Bienestar Laboral: Conciliación de la vida laboral y familiar

¿Cómo conciliar la vida laboral y la familiar?

Es importante para las empresas entender la conciliación familiar y hacerla efectiva. Nuestra Senior Consultant, Rosa Cabanillas, nos trae un artículo sobre cómo conciliar la vida laboral y la familiar.

¿Qué medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar están a disposición?

La conciliación familiar es una lucha constante que sufren los empleados en muchas empresas hoy en día, a pesar de ser un derecho real y ser sinónimo de bienestar laboral. Es por esto por lo que es fundamental conocer cuáles son las condiciones de este derecho, las ayudas y prestaciones a las que podríamos acceder para ganar en flexibilidad y calidad de vida.

La última medida al respecto aprobada por el Gobierno es el Real Decreto-Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes. Una medida que modifica el apartado 8 del artículo 34 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores para contemplar el derecho de los trabajadores a solicitar la adaptación de la duración y distribución de la jornada laboral.

Con ello se trata de hacer efectivo el derecho a la conciliación de la vida laboral y familiar, puesto que este Real Decreto implica una modificación en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluyendo las prestaciones del teletrabajo.

Este último decreto deja al margen que los trabajadores tengan hijos o no para fomentar la igualdad entre hombres y mujeres en el ambiente laboral, haciendo que el derecho de conciliación sea extensible a todos. De este modo, todos tenemos derecho a solicitar la adaptación de jornada o el teletrabajo, sin que ello conlleve la reducción del salario o de la propia jornada.

Así pues, ¿qué claves debemos conocer respecto a este nuevo tipo de conciliación familiar?

La adaptación voluntaria de jornada

En este caso hablamos de una flexibilidad horaria con la que el trabajador podrá distribuir sus horas de trabajo de otra manera. Una condición que implica respetar las necesidades de la persona trabajadora y las de la empresa, con la conveniencia de respetar una franja horaria central en la que coincidan todos los trabajadores de la plantilla.

Así, cualquier trabajador que lo necesite podrá conciliar sin cobrar menos por ello.

El tiempo “improductivo”

¿Cómo aprovechar el trabajo quienes soliciten la conciliación familiar?

Según la socióloga Teresa Jurado, una medida fundamental para hacer efectiva la conciliación laboral, es la de reducir en el empleo el tiempo improductivo. Por ejemplo, “eliminando las largas pausas para comer”, invertir tiempo en una buena organización del trabajo para incrementar la productividad (diseñando reuniones productivas y que no hagan perder tiempo innecesario), o evitando los largos desplazamientos.

El ambiente de confianza

En las relaciones laborales un resultado de éxito para hacer efectiva la conciliación familiar debe estar vinculada a la confianza. Confianza en que el trabajador incrementará su rendimiento, hará un reparto equitativo de horas y tendrá en cuenta la importancia de la cooperación en equipo.

Para solicitar la adaptación voluntaria de jornada y acceder a la conciliación familiar, bastará con hacer un escrito que la empresa deberá aceptar, excepto en aquellos casos en los que esta tenga razones objetivas para no hacerlo.

España tiene una asignatura pendiente y se llama conciliación. Por fortuna, las instituciones no permanecen impasibles a ello y están tratando de resolver el problema implantando diferentes medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar de las que tanto empresa-trabajador cuentan con ellas.

 

4 medidas de conciliación familiar y laboral que todos debemos conocer

La conciliación familiar y laboral es la única vía para garantizar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. La sociedad lo tiene claro. Por ello, exige medidas destinadas a favorecer que las trabajadoras y los trabajadores tanto autónomos como por cuenta ajena puedan conciliar el trabajo con la faceta familiar y personal sin sentirse abrumados.

La conciliación es una tarea delicada y complicada como bien sabemos, y que requiere estar haciendo malabares a diario para poder llegar a todo. Estas son las principales medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar que existen en España en estos momentos y que debes conocer.

Baja de maternidad y paternidad para trabajadores

La ley de conciliación de la vida familiar y laboral contempla el permiso retribuido por maternidad y paternidad al que se pueden acoger tanto trabajadores autónomos como por cuenta ajena. Esta medida también incluye supuestos de adopción o acogimiento.

El periodo de descanso obligatorio para ambos progenitores es de seis semanas reconociendo para la mujer la totalidad de 16 semanas (dos más en caso de parto o adopción múltiple). En el caso de los hombres, tienen reconocido un permiso de 12 semanas gracias al Real Decreto-Ley 6/2019 que entró en vigor el 1 de enero de 2020.

Reducción o adaptación de la jornada de trabajo

Otra de las medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar a las que puedes acogerte desde el 8 de marzo de 2019 (Día Internacional de la Mujer) es la relativa a la adaptación de la jornada laboral tanto en duración como en distribución horaria e incluso en forma de prestación (teletrabajo). Este nuevo derecho se aplica sin necesidad de reducir horas de trabajo y, por tanto, sin reducir el salario.

Además, esta medida de conciliación no está supeditada a la paternidad o la maternidad (en estos casos se puede hacer efectiva la solicitud hasta que los hijos cumplan 12 años), sino que también pueden beneficiarse aquellos que no tengan hijos, un aspecto interesante para quienes tengan familiares dependientes a cargo.

Por otro lado, los trabajadores que lo deseen pueden solicitar una reducción de jornada, lo que supondría un descenso en la carga de horas de trabajo y, en consecuencia, una disminución del sueldo.

Permiso por lactancia

Una de las medidas de conciliación novedosas es la ampliación del permiso de lactancia a los dos progenitores en caso de que ambos trabajen. Este derecho reconoce al progenitor una hora de ausencia del trabajo durante los primeros nueve meses de vida del bebé, que se puede dividir en dos fracciones. También cabe la opción de aplicar esta medida sustituyendo la hora de lactancia por una reducción de media hora en la jornada laboral.

 
Excedencia laboral para el cuidado de hijos o familiares

Otra alternativa para conciliar el trabajo con la vida personal y familiar es acogerse a un periodo de excedencia. En caso de que esté motivado por el cuidado de un hijo tendrá una duración máxima de tres años a contar desde la fecha de nacimiento del bebé.

Si la excedencia está destinada al cuidado de un familiar dependiente (enfermedad, accidente…), la duración se prolonga durante un año. Si te acoges a este derecho, debes saber que la empresa debe reservar tu puesto de trabajo durante el primer año, transcurrido el cual te deberá asignar a tu vuelta un puesto de grupo o categoría profesional equivalente.

Aunque es cierto que queda mucho trabajo por hacer en lo que a materia de conciliación se refiere, estás en tu derecho de acogerte a estas medidas si cumples los requisitos para ello, y como empresa asegurar de facilitar e informar el acceso a ellas.

¿Quieres conocernos un poco más? Entra en nuestra web.

Te interesa saber…

Síguenos en LinkedIn para estar al día de todo.

Deja un comentario